La naranja: Propiedades y características

La naranja es un cítrico comestible que se obtiene del naranjo dulce, amargo y algunas especies híbridas. Existen muchas variedades habiéndose originado por el cruce de especies a lo largo del tiempo.

El nombre de esta fruta proviene de un vocablo indio “fragancia”. Durante la edad media solo se conocía en Europa la variedad amarga, sin embargo tras las exploraciones europeas por Asia se introdujo la especie dulce.

Las principales variedades de naranja son:

  • Naranja pérsica: Cultivada en el sur de Europa, amarga en sus orígenes para ser cruzada después y originar una variedad dulce. Es la variedad más cultivada en la actualidad. Sus características prevenían la aparición del escorbuto por lo que sus cultivos se intensificaron rápido.
  • Naranja de Valencia: Muy utilizada para extraer jugo debido a su sabor dulce. Su cosecha es tardía, debido a esto se suelen consumir después de las otras variedades originadas durante la primavera. Su origen no tiene nada que ver con la Comunidad Valenciana, pero su mayor cultivo se localiza en esta región.
  • Naranja Cadenera: Su fruto es mayor que el de otras especies y ligeramente achatado. La zona mediterránea es muy propicia para su crecimiento. Como el resto de variedades de este tipo suele ser muy dulce.
  • Naranja de sangre: Tiene rayas rojas en la piel y el jugo es rojizo.

Las naranjas tienen propiedades muy beneficiosas para el cuerpo humano, entre las más importantes se encuentran las siguientes:

  • Su alto contenido en vitamina C la hace muy apropiada para todo tipo de épocas. Una sola naranja contiene más del 60% de vitamina C recomendada para todo un día. En épocas de frío, esta vitamina aminora los efectos de los resfriados y fortalece el organismo previniéndolo de todo tipo de afecciones.
  • Las naranjas contienen antioxidantes, por lo que previenen las enfermedades degenerativas. Favorecer la renovación corporal ayuda a prevenir las enfermedades provocadas por el paso del tiempo.
  • También contienen flavonoides, un componente que ayuda a prevenir la aparición de colesterol del tipo perjudicial. La naranja en este caso actúa como regulador.
  • La circulación también se ve favorecida por el consumo de naranjas. Los bioflavonoides que contiene mejoran el ciclo de la sangre y además ayudan a prevenir la aparición de ciertos tipos de cánceres e hipertensión.

Estos son los datos más interesantes de la naranja, desde sus variedades más comunes hasta sus beneficios más reconocidos, si tienes alguna duda o sugerencia puedes escribirnos en la sección de comentarios de nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *