Consejos para la diabetes: Qué frutas podemos comer

Las personas diabéticas pueden por lo general consumir fruta, pero deben hacerlo siguiendo algunas precauciones. Hemos recopilado algunos consejos para la diabetes.

Una persona con diabetes puede tomar casi todos los tipos de fruta que existen, pero debe hacerlo en cantidades moderadas. Las frutas aportan al organismo diferentes nutrientes como vitaminas y fibras, por lo que su consumo es beneficioso en cualquier caso. Debes elegir las frutas con menor cantidad de azúcar y medir sus cantidades.

El índice glucémico mide el tiempo que tarda el organismo en convertir un alimento en glucosa, pero algunos alimentos se transforman más rápido que otros. Se suele recomendar la ingesta de fruta de rango 50 o menor, aunque se puede llegar al consumo de rango 70 en pequeñas cantidades.

En general, será mejor ingerir una manzana de pequeño tamaño que una grande. Para los zumos la cantidad recomendada es de unos 100 cc. en el desayuno o el almuerzo.

Existen algunas frutas que debido a su alto contenido en azúcar deben evitarse, incluso en pequeñas cantidades. Las uvas tienen una alta concentración de azúcares a pesar de su tamaño. Las chirimoyas y los plátanos también pueden suponer una subida del nivel de azúcar ya que son frutas con altos niveles de hidratos de carbono. Un plátano tiene unos 30 gramos de hidratos de carbono, con esa tasa podemos ingerir media pieza para acompañar una comida.

Frutas tropicales como la piña o la papaya también son muy azucaradas, al igual que la sandía. Cada diabetes se debe tratar de manera personalizada, por lo que las cantidades debe establecerlas un médico especializado, pero lo mejor es consumir este tipo de frutas en pequeñas cantidades al final del almuerzo o desayuno o evitarlas.

Los frutos secos también pueden consumirse en pequeñas cantidades, además son especialmente apropiados debido a su reducido tamaño. Es importante asegurarse de que los frutos secos no hayan sido producidos con azúcar externo, ya que algunas marcas añaden azúcar para potenciar la dulzura de sus productos. Los higos y los dátiles son frutos secos a evitar ya que tienen un alto índice de azúcar. Este consejo es también válido para los zumos, ten en cuenta que debes consumir aquellos sin añadidos.

Puedes añadir pequeños trozos de fruta en los cereales o en un yogur para facilitar su digestión. Las ensaladas con frutos secos están buenísimas y son un buen aporte de fibra para el cuerpo. Algunas carnes también pueden cocinarse con fruta como guarnición.

Estos son nuestros consejos acerca de frutas para diabéticos, si conoces más puedes escribirnos en la sección de comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *